Pasar al contenido principal

Valero Ortiz, Pascual

Enviado por Pablo Cepeda M… el
Datos biográficos
Fecha de nacimiento
1897
Lugar de nacimiento
Elche
Profesión
Chófer

VALERO ORTIZ, Pascual. Natural y vecino de Elche. Chófer, de 42 años en 1939. Ingresó en la cárcel de Elche el 6 de abril de 1939 desde Comisaría. Un consejo de guerra celebrado en Elche el 13 de septiembre de 1939 le condenó a la pena de muerte por adhesión a la rebelión. Según la sentencia, "sin antecedentes políticos, fue miliciano, se presentó a las órdenes del Frente Popular, intervino en la detención de una persona que luego fue juzgada y condenada a muerte, y participó como chófer en varios asesinatos. Trabajó luego en la Fábrica de Guerra nº 2 de la localidad". Fue trasladado al Reformatorio de Adultos de Alicante el 29 de octubre de 1939. Se le debió conmutar la pena de muerte porque no consta su fusilamiento.

FUENTE: Francisco Moreno Sáez, AHPA. Legajos 9122 y 9282.

VALERO ORTIZ, Pascual. (Elche, 1897). Vecino y natural de Elche, de profesión chófer. Fue militante de la UGT con anterioridad a la guerra civil e ingresó en el PCE durante la misma. El 1 de enero de 1937 ingresó como chófer en la Fábrica de guerra nº1 y más adelante en el Parque Móvil de la Sub-Secretaría nº6. Su proceso judicial comenzó el 18 de abril de 1939 junto a los de José Ferrández Jovayoles, Gaspar Oliver Sempere e Hilario Oliver Sempere. Todos fueron acusados de adhesión a la rebelión, sin embargo Pascual Valero Ortiz fue el único al que se le solicitó originalmente la pena de muerte. Según la sentencia participó como chófer en dos servicios de detenciones y en dos búsquedas de armas junto a Pascual Torres y un personaje conocido como el manco del Llano (sereno del Llano). También fue acusado de hacer de chófer en una saca junto a “Tonico el Ponto” y “Vinagre”, aunque no es esto lo más significativo en la acusación. El sumario se centró en su participación en la detención de José Jovaloyes (alias “Pipalo”), que fue fusilado más tarde en Alicante. El denunciante fue José Valero Esclapez, aunque la denuncia la redactó y tramitó el industrial Manuel Navarro Maciá en su nombre. Valero aseguró que Pascual Valero y “Pipalo” mantenían una enemistad antigua. José Sempere Parreno, quien escondía a “Pipalo” en su casa, testificó que Valero no iba como un simple chófer, sino que iba como miliciano y portaba una pistola. La pena de muerte de Pascual Valero por adhesión a la rebelión fue sancionada por un Consejo de Guerra de urgencia y conmutada más adelante por la Jefatura del Estado a 30 año. Fue trasladado a la prisión de El Dueso (Santoña) el 16 de junio de 1940 y más tarde a Yeserías (Madrid). Finalmente, el 17 de noviembre de 1945 le fue concedido el indulto.


Fuente: AHPA. Legajos 9122 y 9282 - IHCM 1550/8. Exp. 1518.

 

Añadir nuevo comentario

Texto sin formato

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.