Pasar al contenido principal

Stepanishvili Aguilar, Alberto "El Ruso"

Enviado por Miguel Ors Mon… el
Datos biográficos
Fecha de nacimiento
20 de agosto de 1947
Lugar de nacimiento
Tiflis, Georgia (URSS)
Profesión
zapatero

STEPANISHVILI AGUILAR, Alberto "El Ruso" (Tiflis, Georgia, URSS, 20-VIII-1947). Hijo de Carmen García Aguilar, su madre marchó a la Unión Soviética durante la Guerra Civil, dentro de las expediciones conocidas como los niños de la guerra. Establecida en Tiflis después de haber sobrevivido al cerco de Leningrado, se unió a Dimitri Stepanishvili, un contable de un koljós, el que sería el padre de Alberto. La familia vivió en una fábrica-ciudad dedicada a la producción de tejidos, con cine y piscina propios. Carmen que cambió el orden de sus apellidos y pasó a llamarse Carmen Aguilar, rompió con Dimitri y se volvió con sus tres hijos Alberto, Estrella y Félix a Elche en 1956. Fueron a vivir a la calle Solares, arriba del estanco que regentaba la madre del popular Pepe Tranca. Alberto fue al colegio de don Santos junto a la calle del Ángel. Su madre se asustó cuando su hijo trajo el primer recibo de la escuela de dos pesetas mensuales, al no estar acostumbrada a pagar gastos de escuela en la URSS. Alberto, que no sabía nada de religión, le contó un día a su madre que había ido Dios a la escuela porque fue a visitarles un misionero con barba, parecido al que veía en los catecismos. El segundo domicilio de la familia fue una cuadra reconvertida en habitación en un callejón junto al cine Avenida. Un recuerdo de aquel lugar para Alberto fue que al recoger agua de una tinaja se encontró un ratón dentro. Hizo la comunión con 11 años y tuvo como madrina a Carmen Soler -una mujer que desde entonces ayudó a su familia- y un empleado de banca apellidado Botella. Por fin, su madre y su padastro -un voluntario valenciano de la División Azul que estuvo siete años como prisionero en la URSS-, consiguieron una vivienda en el grupo de Sindicatos en Carrús, en la calle Manuel Ruiz Magro nº 34. Alberto comenzó a trabajar a los 13 años en la carpintería Capilla, tirando de un carro y llevando marcos y ventanas a las obras. Su segundo trabajo fue como aprendiz en la fábrica de Coquillat, detrás del cine Central. Uno de sus primeros sueldos fueron 125 pesetas semanales. Llevaba en bicicleta faena para el galvanizado. Estuvo también en el almacén de Juan Sánchez Ruiz junto al puente de Canalejas. De ahí pasó a la imprenta de Antonio Picher hasta los 24 años. El propio Antonio Picher fue el que le prestó 10.000 pesetas para hacer su primer viaje a la URSS, con 19 años, para visitar a su padre. Debido a su apellidos, la policía franquista le interrogó en alguna ocasión para ver si participaba en las manifestaciones prohibidas del primero de mayo. El joven contestó que se dedicaba a trabajar y los sábados iba a Benidorm a intentar ligar, aunque también es verdad que repartió propaganda en las vísperas de los primeros de mayo. Fue en 1966 cuando obtuvo un pasaporte para hacer un viaje de un mes a la URSS, vía París-Moscú, con problemas cada vez que pasaba de un país a otro. Trabajó también como tipógrafo en la imprenta Durá y llegó a tener su propia empresa instaladorao de gas, llamada Astargas. Se jubiló a los 72 años y, por su condición de alpinista, todavía se colgó en edificios de 25 plantas con 70 años. Su gran pasión fue el montañismo y pasó por la Unión Excursionista y por el Grupo Ilicitano de Montañismo (GIM), del que llegó a ser presidente en 1981. Practicó también el submarinismo -sin saber nadar-, el paracaidismo o la bici de montaña. Como alpinista, alcanzó cumbres en Marruecos, Pirineos, Alpes o el Cáucaso. La muerte prematura de su madre con 46 años convirtió a Alberto en padre y tutor de sus hermanos, Estrella, Félix, Miguel, Paco y Salvador.

Añadir nuevo comentario

Texto sin formato

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.