El agua de La Alcoraya. Sergio González Sevila

Breve reseña: 

Artículo de Sergio González Sevila

[email protected]

rutasyvericuetos.blogspot.com

Monografía: 

EL AGUA DE LA ALCORAYA A ELCHE

Sergio González

"Los nacimientos son abundantes, pero su conducción descuidada; cañerías de barro
a la intemperie, y sostenidas la mayor parte de ellas sobre deleznables piedras,
merman la conducción de las aguas los desperfectos que esas cañerías de continuo
sufren, y el agua que a la ciudad llega lo hace en malas condiciones, pues que desde
el pastor que abreva su ganado, hasta el que comete todas las clases de inmundicias
en sus aguas, todos esos gérmenes depositados en esas cañerías llegan a las fuentes".
Con estas palabras describe el diario "El Pueblo de Elche" el estado en que se
encontraba el acueducto que abastecía de agua a esta ciudad a finales del siglo XIX.
Hasta esa fecha el suministro de agua procedía de las fuentes de Barrenas y Romero y
las del Planet que resultaban insuficientes para cubrir las necesidades de la población;
La falta de caudal, sumada al pésimo estado de las cañerías por las que circulaba el
agua, obligaba a seguir buscando el abastecimiento necesario fuera de sus fronteras.
El arqueólogo e investigador ilicitano D. Pedro Ibarra y Ruiz describe la situación de la
ciudad de Elche a principios del siglo pasado, en cuanto a abastecimiento de aguas para
la población en su obra, Estudio acerca de la institución del riego en Elche y origen de
sus aguas de la siguiente manera:
"... Hemos llegado al siglo XX, la época en que todo el mundo comarcano
se ha formado ya su caudalito de aguas potables y para riego de sus
términos, y nosotros, que somos los más antiguos en la comarca, que fuimos
los mas grandes, fuertes y ricos, nos hemos quedado atrás".
En Abril de 1899 D. Juan Llacera Garrido, representante de la Compañía The Elche
Waterworks, presenta en el Ayuntamiento de la ciudad una solicitud para la instalación
de una cañería desde un manantial situado en la partida alicantina de La Alcoraya hasta
la ciudad de Elche.
foto sacada (la cultura del agua a través de los tiempos)
El proyecto fué aceptado y el encargado de realizarlo fué D. Manuel Chápuli
Guardiola. Este fué el inicio de la tramitación necesaria para asegurar de una vez por
todas el aprovisionamiento de agua potable a Elche.
Este artículo trata de describir el trazado de la cañería desde el paraje donde están
situados los manantiales en la pedanía de La Alcoraya, hasta los depósitos situados en
Altabix en la ciudad de Elche, ya que no ha sido posible la localización de dicho
proyecto.
Expediente promovido por D. Juan LLacera Garrido
para la conducción de las aguas de La Alcoraya
(AHME)
La Sierra de Las Aguilas, en la pedanía alicantina de La Alcoraya, y a pesar de tener
aspecto de un gran "sequeral", conserva restos de haber tenido en el pasado una
importante riqueza acuífera. En la falda del monte hay localizadas varias minas de agua,
secas y abandonadas. Tres de estas minas que he localizado fueron de propiedad privada
y abastecieron a una de las fincas más importantes de la partida. Alrededor de estas tres
minas hay además, dos balsas, un lavadero y restos de acequias y tuberías casi invisibles
que desde las balsas, conducían el agua a su destino final.
Los veteranos del lugar me comentan que de una de estas galerías "salía un buen chorro
de agua caballera hasta la balsa".
En el libro de actas del Ayuntamiento de Alicante del año 1841, figura una solicitud de
registro de una mina de agua por D. Juan Bautista Lafora situada en la sierra llamada La
Fuente, punto denominado el Cantal Gros. Punto coincidente con el señalado más
arriba.
Además de dos minas llamadas la Font Vella y la Mina del Estudiante cuyas aguas
embotelladas eran transportadas a Alicante en carros.
No muy lejos, situadas a la parte oriental de la sierra, se encuentran las
minas Enriqueta y La Murtera. Desde aquí se canalizó el agua primeramente para
conducirla a Alicante, y diez y nueve años después para llevarla hasta Elche. Hay que
señalar que en la escasa información que existe sobre esta conducción, solo se menciona
a la Mina Enriqueta como punto principal de suministro.
El recorrido comienza aquí.
Descripción de las minas
La Mina Enriqueta era la que aportaba mayor caudal, según palabras del Sr. Hernández,
último propietario que explotó estas minas. La entrada está medio tapada por un
desprendimiento. En la actualidad, la longitud total de la galería es de 53.50 metros.
Desde la bocamina la galería avanza 22.50 metros. En este punto a la derecha hay un
respiradero o bien otra entrada a la galería que se encuentra semi tapada. Y a la izquerda
parte otra galería de 31 metros de profundidad. Un derrumbe impide continuar. La mina
tiene dos metros de alto por ochenta centímetros de ancho y está revestida de ladrillo y
enlucida de yeso. A unos diez metros de la entrada, un trozo de la pared de ladrillo se ha
desmoronado. Todo el pasillo central de la galería está cubierto de losas de piedra y bajo
ellas hay una pequeña acequia por donde circulaba el agua hacia el exterior. El agua era
conducida por una tubería de hierro que nos lleva al lavadero o, (lo que queda de él) y a
los depósitos.
Mina Enriqueta
La Murtera está situada en un pequeño barranco. Durante los primeros 17 metros la
mina tiene una altura de 1.65 metros por unos 85 cms de ancho y está revestida de
piedra y el techo abovedado de ladrillo hasta llegar a una lumbrera. A la izquierda nace
una galería en mal estado de 45 metros de longitud. Tiene un perfil irregular y durante
el primer tramo está revestida de ladrillo hasta que finaliza unos metros adelante. A 4.5
metros de la lumbrera en linea recta hay un muro y una portezuela. El muro lo
atraviesan cinco tuberías de hierro y era para retener el agua proveniente del fondo de la
mina. Al otro lado del muro, la galería gira suavemente a la derecha para continuar
recta. La galería ahora es más espaciosa, está excavada en la roca viva y en muy buen
estado, y en este tramo tiene una altura de dos metros por 1.50 metros de ancho. Desde
el muro avanzamos 60.5 metros donde finaliza la mina. A nueve metros del final hay
una pequeña balsita o alberca para recoger el agua que resbalaba por la pared y de la
que parte una tubería de hierro camino al exterior.
Las cañerías cruzaban la Finca de la Casa de La Alcoraya hasta los depósitos situados
en las coordenadas geográficas 38°23'02.40"N 0°37'52.00"W. En el pasado esta
propiedad perteneció a D. Francisco Riera Alted, D. José Carlos de Aguilera y Manuel
Martinez Beresaluce entre otros. En esta finca se celebraba la fiesta de la pedanía en el
pasado, y justo al lado está la ermita de Santa Ana. Enfrente de la casa había una fuente,
muy frecuentada años atrás. El surtidor ahora está destrozado víctima del vandalismo.
Justo detrás de la casa hay un gran aljibe de techo abovedado que sirvió como depósito
de agua potable primero y como porqueriza después.
Depósitos de La Alcoraya
Desde los depósitos, la tubería se dirigía en dirección sur - suroeste. Suministraba agua
a la Font de La Alcoraya situada en un pequeño barranco. Durante las décadas de los
años 50 y 60, acudían los vecinos de la partida a comprar agua a esta fuente. Según el Sr
Juan se pagaba a 5 céntimos el cántaro, y el custodio de la fuente era Manolo "el
angelillo". Cruzaba el Barranc de L´Alcoraia unos metros antes de pasar bajo la CV-
924. Este testimonio me lo dió el Sr Fermín que tiene una parcela justo al lado. Y
recuerda además, las veces que tubo de ser reparada ya que se rompía con frecuencia.
Fuente de La Alcoraya
En el cruce con el camino del Trinquet existe (tapado) un acceso a la tubería que circula
por debajo. Cruza el Camí Vell de L´Alcoraia al Rebolledo o camino de Santiago, para
internarse en unos campos de cultivo próximos al Barranco del Infierno donde vuelve a
verse la cañería.
Por la misma dirección, vuelve a verse unos metros adelante. Hay tramos que está
protegida por una construcción llamada "muro en seco". El trazado gira suavemente a la
izquierda para aproximarse a un pozo manantial, propiedad de la Finca de La Coronela.
A escasos metros, en el barranco, puede verse un vetusto acueducto por donde circula
una tubería hacia una balsa en terrenos de la finca.
Acueducto en el Barranco del Infierno
Esta espléndida finca perteneció a personas tan ilustres como el General originario de
Cádiz D. Enrique José O´Donell, a D. Fernando Alfaya, D. Carlos Coig, mencionado
por el cronista Viravens en su crónica sobre la ciudad de Alicante y a los Marqueses
Covadonga Cavanilles y Francisco Javier Perez de Rada.
El caserón tiene una almazara, una ermita y un antiguo aljibe posiblemente de origen
árabe, donde almacena agua de un manantial próximo y dos grandes balsas frente al
inmueble en un bosque de pinos y olmos.
Durante la guerra civil española está hacienda sirvió como refugio de niños invidentes
para protegerlos de ataques antiaéreos.
Desde este lugar las pistas sobre el trazado desaparecen. Ya en El Rebolledo, la cañería
atravesaba la autovía para dirigirse hacia la partida ilicitana de Santa Ana.
Buscando indicios del paso de la tubería sobre el terreno, encuentro restos de una
cañería de hierro antigua en un nudo de distribución a 1.5 Km al oeste de la pedanía de
El Rebolledo, sin poder asegurar que se trate de la misma que estoy buscando.
El trazado original de la conducción se dirigía hacia el sur, pasando cerca del depósito
de aguas situado encima de una loma, que se instaló en Santa Ana a mediados de los
años 70 para surtir de agua (¿potable?) a esta partida desde La Alcoraya.
En este tramo tampoco hay indicios del paso de la tubería. Durante los años 70 y
principios de los 80 en este lugar hubieron grandes plantaciones de tomates e
invernaderos de flores que eliminarían cualquier rastro de la conducción.
Salvando esta elevación la canalización continua sobre un llano durante un kilómetro
aproximadamente en línea recta, hasta pasar delante de la Finca El Poliol entre las
sierras dels Cremats y Ripoll. Enfrente de esta finca hay otra evidencia del paso de la
cañería. Se trata de un pozo de acceso a la conducción para el mantenimiento de la
misma. Continuaba su trazado paralelo al camino, donde a unos 600 metros vuelven a
verse vestigios de su paso en su margen derecho. A la izquierda del camino son visibles
marcas antiquísimas de rodadas de carros, similares a las que existen en otras partes del
término.
Pozo de acceso a la conducción
Unos metros adelante puede observarse de nuevo la cañería cruzando una escorrentía a
través de un pequeño acueducto. "En mi última visita al lugar, observé como
lamentablemente, parte de la tubería de hierro había desaparecido".
Bajo esta construcción circulaba la cañería
Trinchera donde discurría la tubería
Vista de la cañería
foto tomada en Junio 2010 (en la actualidad inexistente)
A la izquierda del camino aparece la finca y la balsa de Manuel Galán, uno de los
últimos propietarios de Las aguas de La Alcoraya a principio de los años 70. Desde
aquí, la cañería desaparece definitivamente. El profesor Jaime Frau Vicente indica en su
libro El agua de L´Alcoraia en Elx, que desde este lugar la conducción se dirigía hacia
la parte oriental de la Serra Grosa, atravesando unas lomas que en tiempos de la
canalización existieron, convertidas hoy en terrenos de cultivo. La tubería avanzaba por
la vertiente sur de la sierra, pasaba unos metros por encima de un pozo para los canales
del Taibilla (sirva como referencia), y como apunta Jaime Frau, pasaba a escasos
metros por debajo del pozo del Tio Mollá.
Siguiendo su camino pasaba por lo que es hoy la urbanización Buenos Aires o Saladas.
En algún punto, a espaldas de la Finca Legueix cruzaba el Barranco del
Grifo o Regalissia mediante un acueducto. La orografía del terreno, huelga decirlo, no
tiene nada que ver con su estado a principios del siglo XX. En la actualidad hay grandes
movimientos de tierra y restos de escombros en algunos sitios que hacen imposible
ubicar el lugar exacto del paso del agua.
Vista general del Barranco del Grifo
El profesor en su crónica sobre este trazado indica que se dirige al Camí de Castilla,
justo enfrente de la planta de áridos allí existente, sobre el Km 5. Desde aquí continúa
paralelo al camino en dirección a Elche.
Continuaba siguiendo el antiguo trazado del camino de Castilla dejando a la derecha un
caserón en ruinas que aún conserva semiderruidos, dos aljibes abovedados, en dirección
al Barranco de San Antón.
Salvaba esta rambla mediante un acueducto que fué destruido en la riada de 1982.
Continuaba paralelo al antiguo trazado del Camino de Castilla para dirigirse finalmente
a los depósitos de Altabix situados en las coordenadas 38º 17' 26.72" N 0º 40' 37.20
W.
Vista aérea de los depósitos (Google Earth)
Desde aquí el agua era distribuida a las fuentes de la ciudad que fueron:
· Plaza de La Merced. donde se instaló el kiosko que hubo ubicado en la ciudad
de Alicante en la Plaza de La Constitución en 1881.
· Plaza de Menendez Pelayo o (de la fruta).
· Plaza del Salvador
· Plaza de San Juan
· Plaza del Pont
La conducción una vez salvado el Barranco del Grifo, fue levantada en su totalidad
a raíz de las intensas lluvias en Octubre de 1982.
D. Juan fué operario de la empresa encargada de la reparación del camino de Castilla
desde los depósitos de Altabix hasta el nucleo urbano y verifica que la tubería avanzaba
paralela al camino y que en diversos tramos era de cemento y en otros de hierro.
BREVE HISTORIA DE LA CONDUCCION A TRAVES DE LA
PRENSA Y DEL AHME
El 18 de Enero de 1899 se procedió al corte de suministro de agua a la ciudad de
Alicante procedente de la Alcoraya y se empezó a trabajar para conducir el agua hasta
Elche.
Diario El Pueblo de Elche de 12/03/1899
Diario El Pueblo de Elche de 26/11/1899
La Correspondencia de Alicante de 07/06/1901
El día 15 de Agosto de 1901 después de la coronación de la Virgen de la Asunción
procediose al acto de inaguración de la traída de las Aguas de La Alcoraya en la fuente
instalada en la Plaza de La Merced. El cura de la Parroquia de Santa María bendijo
las aguas con la presencia de todo el clero parroquial. Después se abrieron todos los
grifos para deleite de la multitud.
La empresa concesionaria dono agua gratuitamente de la misma fuente para el riego
del parterre.
Inaguración de las fuentes el 15/08/1901 - Plaza del Salvador (AHME)
Plaza 1º de Mayo y casa del reparto de aguas
(Charles Alberry Jeanneret "Loty")
El 1 de Marzo de 1902 la administración de La Alcoraya ofrece gratis aguas para el
riego de los árboles de la Glorieta, así como el 13 de Junio de 1903 se autoriza el riego
de las calles con una concesión de 6 metros cúbicos diarios.
También se concedió permiso para el suministro de agua al matadero público.
Hay que señalar también que paralelamente al suministro de agua desde las fuentes de
La Alcoraya, la ciudad siguió abasteciéndose desde las Fuentes de Barrenas. En el
indice de remisiones a cabildos y sitiadas son innumerables los apuntes sobre
reparaciones de la cañería de las potables provenientes de Aspe.
El 5 de Agosto de 1910 la empresa propietaria solicita al ayuntamiento se abstenga de
regar las plazas de La Glorieta y La Merced debido a la escasez de agua y asegurar el
suministro a los abonados.
A principios del año 1915 el negocio de las aguas de La Alcoraya deja de ser rentable
para la Compañía The Elche Waterworks y anuncia su venta. Así que a fecha 10 de
Marzo de 1915 el Ayuntamiento de Elche aprueba por unanimidad y emite 500
obligaciones de 250 pesetas cada una que representa un empréstito de 125.000 ptas
con destino unico y exclusivo de adquirir la propiedad de las aguas denominada de La
Alcoraya. (AHME)
Los nuevos propietarios serán unos ilicitanos firmando el 16 de febrero de 1919 las
nuevas condiciones. (AHME)
En el diario de Alicante de 26/01/1928 aparece D. Luis Martinez de Tejada
Nadales como propietario del Manantial de La Alcoraya hasta el año 1958, fecha
aproximada en que dejó de prestar servicio a la ciudad de Elche. En la noticia de abajo
se solicita instalar un depósito de agua de este manantial a la ciudad de Alicante.
El Diario de Alicante de 13/02/1935 publica la denuncia de los vecinos de Elche debido
al escaso caudal y la desastrosa gestión de Las aguas de La Alcoraya.
Un anuncio similar aparece el 26/02/1958 denunciando los abusos de las aguas de La
Alcoraya
A principios de los años 70 el abogado ilicitano D. Manuel Galán es el nuevo dueño de
Las Aguas de La Alcoraya. El suministro ya no llegaba a Elche. El Sr Galán tenía una
finca en la partida de Saladas justo al lado del trazado de la cañería por esta partida.
Parece ser que rompía la tubería para desviar el agua a la balsa que tenía al lado del
camino.
Balsa de la Finca Lo Galán. La forma ondulante de uno
de sus lados era para evitar que la suciedad se acumulara
A finales de los años 70 D. Jesús Hernández fué el último que explotó las minas de La
Alcoraya para suministrar de agua a la partida alicantina de El Rebolledo y a Santa
Ana en Elche. En aquellos años en la partida de Santa Ana no había agua y el
suministro de las escasas viviendas eran a través de cubas para almacenarlas en
aljibes.
El Sr Hernández al parecer, vendió contadores de agua sin que el suministro fuera
suficiente. Esta agua no era potable como quedaba especificado en el contrato, aunque
la gente tomaba estas aguas sin ningún problema.
En la Sierra de Las Águilas se perforaron dos pozos de 285 y 207 metros cada uno;
esta acción tuvo como consecuencia que los manantiales que habían en la vertiente sur
del monte se secaran.
Esta gestión acarreó innumerables conflictos y pleitos con los vecinos de La Alcoraya
que se habían quedado sin el suministro suficiente de agua.
En esta partida el problema no quedo definitivamente zanjado hasta octubre de 1982.
Antes de esa fecha La Alcoraya fue durante casi dos años abastecida mediante
camiones cisterna de los bomberos de Alicante.
El costo de las obras fué de 54 millones de pesetas. Al acto de inaguración acudió el
entonces alcalde de Alicante Jose Luis Lassaleta Cano.
Fuentes consultadas:
- D. Pedro Ibarra y Ruiz. Estudio acerca de la institucion del riego en Elche y origen de
sus aguas.
- D. Jaime Frau Vicente. El Agua de L´Alcoraia en Elx
- Archivo Histórico Municipal de Elche (AHME)
- Libro de actas del Ayuntamiento de Alicante de 1841
- Índice de remisiones a cabildos y sitiadas. colección de P. Ibarra
- Diario El Pueblo de Elche
- Diario La Correspondencia de Alicante
- Diario de Alicante
Agradecimientos:
- Sr Juan. Vecino de San Vicente del Raspeig. Por sus conocimientos sobre La Alcoraya
- Sr Fermín. Vecino de La Alcoraya. Por señalarme el paso de la conducción en La
Alcoraya
- Sr Faustino y Javier. Por indicarme el camino de la mina Enriqueta.
AdjuntoTamaño
PDF icon el_agua_de_la_alcoraya_a_elche.pdf1.16 MB