De Bussy, Nicolás

Lugar de nacimiento: 
Estrasburgo
Fecha de nacimiento: 
Hacia 1640
Lugar de muerte: 
Valencia
Fecha de muerte: 
1706
Profesión: 
Escultor
Biografía: 

De Bussy, Nicolás (Estrasburgo hacia 1640 – Valencia, 1706). Escultor.

Hasta hace poco se pensaba que Nicolás de Bussy habría nacido en Estrasburgo hacia 1651, ciudad donde también se creía que había permanecido hasta 1667. Las últimas investigaciones llevadas a cabo por Roberto Alonso Moral, indican que Bussy llegó a Madrid en 1659 con lo cual, debemos adelantar su fecha de nacimiento como mínimo diez años, hacia 1640. Entre 1657 y 1663, se traslada a Italia y se empapa de todo el arte y la cultura del barroco italiano y especialmente, de la ciudad de Roma, del que dejará la muestra más bella y evidente en la portada mayor de la Basílica de Santa María de Elche. Los primeros investigadores que abordaron el estudio de la obra de Bussy pensaron en una procedencia italiana debido a sus características estilísticas. Su formación artística aúna en una misma persona las dos corrientes más representativas del arte barroco: la centroeuropea y la italiana. La ciudad de Roma desde mediados del siglo XVII, se encontraba experimentando una gran actividad de renovación sin precedentes que abarcaba todos los ámbitos del arte, la cultura y el urbanismo. Fue en Italia donde Bussy comprendió el lenguaje de la armonía compositiva que imprime a sus realizaciones, el equilibrio, la proporción y la aplicación de los órdenes. Los hermanos Martínez Blasco, resumen en siete puntos todos los elementos que Bussy asimiló en Italia y que incorporó a su arte y que han quedado reflejados en la portada mayor de la Basílica de Santa María de Elche, como el uso de la columna salomónica, aletas de apuntalamiento en los cuerpos terminales (generalmente volutas) abriendo el orden en la parte superior, empleo de la columna exenta con retropilastra pareada para mayor profundidad, derrames con rocalla que abren todo el orden hacia el muro, frontones, entablamentos y cornisas interrumpidos por masas florales, grupos de niños o escudos para señalizar así una ruptura de efectos muy dinámicos en horizontal además del empleo de grotescos con pomos frutales y ramos de flores. Muchos de estos elementos habían formado parte del repertorio ornamental del arte renacentista, siendo reinventados por el manierismo hasta llegar a su expresión más alta en cuanto a vistosidad ornamental durante el barroco.

A su llegada a España se instala en Valencia donde permanecerá por espacio de un año. Allí conoce al escultor Tomás Sanchiz (que trabajaría en Elche junto a Antonio Caro) y al pintor Juan Conchillos. En 1674 lo encontramos en Alicante donde abre un taller desde el que trabajaría para toda la comarca. En su taller alicantino debió realizar el Cristo de Enguera y el de las monjas de la Encarnación de Mula. Desde 1680 a 1684, se encuentra afincado en Elche, donde se ocupará de la fachada mayor de la actual Basílica de Santa María, la portada de San Agatángelo de la misma iglesia y otras obras de imaginería como la talla de Nuestro Padre Jesús Nazareno (atribuida). No obstante, había visitado con anterioridad la ciudad en 1675 como perito para revisar el trabajo de Antonio Caro “El Viejo” lo que indica que debió ser también un gran maestro retablista y ensamblador. Durante este periodo, se encarga también de la fachada de la iglesia de Nuestra Señora del Socorro de Aspe. Entre 1684 y 1688, se encuentra trabajando en Madrid como escultor de cámara de Carlos II. Desde 1688 a 1704, se instala en Murcia donde trabaja como escultor, decorador e imaginero, con obras como el Cristo de la Sangre de la iglesia del Carmen. Los últimos años de su vida los pasó en Valencia, donde ingresó en la Orden Mercedaria. Murió en esta ciudad en 1706.

En Elche, los trabajos artísticos de Bussy se centran en la Basílica de Santa María. Es el autor de la Portada de San Agatángelo y de la Portada Mayor. Sus trabajos pueden extenderse a otras zonas del interior del templo, donde pudo realizar los trabajos decorativos de las molduras de las tribunas. Aunque este dato no está documentado, son muchos los investigadores que proponen esta idea y con los que concordamos. Se le atribuye también la realización de la imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno que se encuentra en la girola.

 

Fuentes: Sánchez-Rojas Fenoll, María del Carmen. El escultor Nicolás de Bussy. Departamento de Historia del Arte de la Universidad de Murcia. Murcia 1982. //Alonso Moral, Roberto. “Referencias cronológicas y documentales sobre Nicolás de Bussy”, en Nicolás de Bussy. Un escultor europeo en España. Tercer centenario de su muerte (1706-2006), Murcia, 2006. // Vidal Bernabé, Inmaculada. La escultura monumental barroca en la diócesis de Orihuela-Alicante. Excma. Diputación de Alicante, Alicante 1982. // Martínez Blasco, Tomás y Manuel. Vida y obra del adepto Nicolás de Bussy. Instituto de Estudios Alicantinos. Alicante 1983.

Archivo fotográfico relacionado: