Bernad Parres, Concepción

Lugar de nacimiento: 
Monóvar (Alicante)
Fecha de nacimiento: 
29 de junio de 1936
Profesión: 
ama de casa y costurera
Biografía: 

Concepción Bernad Parres nació en Monóvar debido a que sus padres, siendo oriundos de Elche, a causa de la guerra y la falta de trabajo perdieron sus propiedades y se tuvieron que ir a dicha localidad a buscar algún oficio. Allí su madre dió a luz y después regresaron a Elche donde ella tuvo una relación a distancia con sus 8 hermanos ya que sus padres Francisco Bernad y Josefa Parres que trabajaban tostando y vendiendo frutos secos no tenían suficientes recursos y tuvieron que dejarla con el primo segundo de su padre, Alfredo Guilabert Bernad, conocido en Elche como el "teleret" porque se dedicaba a la venta de telas y su mujer Antonia García Fenoll que era ama de casa. Antonia,una mujer culta e instruida, la crió como una madre. Concepción trataba a sus tíos como sus padres a pesar de que siempre los llamó tíos. Nunca fue adoptada ni asumió sus apellidos, tal y como acordaron con la madre biológica. A Concepción le contó su madre cómo fue llevada ella y a su hermana melliza a ver si alguna de las dos era aceptada por Antonia, siendo ella finalmente la elegida.

  La infancia de Concepción fue buena, rodeada de gente que la quería y no le faltaba de nada. Antonia contrató un profesor particular que la enseñó a leer y escribir, sumar y restar, cosas básicas, ya que no quería ir a la escuela. Pero lo que a ella le gustaba era ir a clases de costura donde se divertía cosiendo y  con sus amigas.  A los 14 años a  ella le encantaba salir a la Glorieta o  a la Corredera, donde conoció a José Juan Pascual Guilabert, su futuro marido y pariente lejano de su padre no biológico, gracias a un amigo que tenían en común, a pesar de que él tenía 19 años y ella solo 14, lo cual no les impidió conocerse y acabar enamorándose.

José Juan era un admirado contable  además de ser un hombre muy atractivo  y Concepción una fantástica ama de casa y costurera. Se casaron en la iglesia de San Juan, en el Raval, evento en el que sellaron su amor para siempre. A ella le encantaba escribirle cartas mientras que él estaba en el servicio militar. Concepción se ríe cuando recuerda aquellos momentos, como escribía tan despacio cuando él llegaba de permiso se las daba en persona porque no le daba tiempo a enviárselas. El 3 de febrero 1958 se casaron, y al año tuvieron a su primer hijo, José Juan Pascual Bernad, después de tres años  a Antonio Francisco Pascual Bernad y por último a Alejandro Pascual Bernad el más pequeño de todos y el más revoltoso.

Vivieron siempre en Elche en casa de los padres de Concepción donde se criaron José Juan y Antonio y cuando Alejandro nació se mudaron a un piso en lo que antiguamente se conocía como el Cuartel Viejo, que ahora son los Pisos Azules. Cuando ya maduraron todos sus hijos, se volvieron a mudar a un piso no muy lejos del otro, donde reside todavía Concepción.También recuerda con mucho cariño los veraneos en Santa Pola en un apartamento que tenían allí, cuando iban a la playa, cuando hacían fiestas ..., pero al final lo acabaron vendiendo porque ella ya estaba cansada de tanto trabajar en él y porque sus hijos al haberse casado ya no pasaban tiempo allí.

Concepción tiene tres nietos y tres nietas , todos mayores de edad menos dos de sus nietas que tienen 14 años. Desgraciadamente su marido José Juan murió en el 2013 por un cáncer de pulmón a causa de fumar demasiado, ella lo recuerda como el hombre que la cuidó, ayudó y quiso, aunque también  la hizo sufrir porque era muy celoso y no dejaba que se le acercara ningún hombre. Ahora Concepción vive feliz en Elche recordando su dulce infancia, y dando cariño a todo el mundo al igual que recibiéndolo  de la gente que la quiere.

Autora: Claudia y Alejandra Pascual Mellado. 3º A. IES La Torreta. Curso 2017-18.

Archivo fotográfico relacionado: